Avances en dispositivos cardiovasculares para mejorar la calidad de vida del paciente

Barra lateral del artículo

Contenido principal del artículo

Margarita M. Llano Gil

Resumen

La experimentación con animales es una práctica milenaria que ya se observaba en la antigua Grecia, en la que personajes famosos como el médico Erasístrato realizaba disecciones en animales para analizar los sistemas circulatorio y nervioso. Y desde hace años, estas pruebas se han incrementado con el objetivo de certificar la seguridad del producto final que llega al mercado para ser usado en humanos. Hoy, algunas especies como simios, perros y gatos están protegidos por la ley, lo que limita su uso a experimentaciones estrictamente justificadas en un entorno clínico; pero caprinos, cerdos, conejos y, por supuesto ratas, entre muchos otros, han servido para este objetivo en los laboratorios del mundo tanto en el sector industrial como en el clínico.
Palabras clave:
Banco de pruebas, Montaje fluidodinámico, Dispositivos cardiovasculares

Detalles del artículo