Las aguas que mueven la industria piscícola santandereana

Barra lateral del artículo

Contenido principal del artículo

Johanna Paola Bejarano Barragán

Resumen

Transformación, abundancia y la figura de un alimento espiritual son conceptos que dotan a los peces de toda una carga simbólica. Será por eso que su producción resulta atractiva entre quienes aprovechan la vida en tierra firme para trazar un río de oportunidades y convertir la piscicultura en su medio de alimentación y subsistencia.



El alto potencial de la industria acuicultora es un secreto a voces en los ámbitos nacional y regional. De acuerdo con el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural colombiano, este sector de la economía pondría al país en el radar del mercado internacional. Las cifras de la entidad indican que en el 2017 Colombia produjo cerca de 121 000 toneladas de especies, entre tilapia, cachama y trucha; la mayor cantidad proviene del Huila (más de 55 000 toneladas), mientras que Santander, uno de los productores menores, aportó 2140 toneladas.

Palabras clave:
Piscicultura, Productividad, Variables sociodemográficas, Cadena productiva, Desarrollo regional

Detalles del artículo