Piscicultores de Antioquia dicen sí a la biotecnología

Barra lateral del artículo

Contenido principal del artículo

Luisa María Echeverry Barrera

Resumen

La casa de Dora Ancely López Morales está ubicada en El Jordán, corregimiento del municipio de San Carlos, o de la costica dulce del Oriente de Antioquia, como se le conoce por sus ríos y quebradas. Es una vivienda pequeña que habita junto a su hijo y esposo. Su familia, como la mayoría de las familias sancarlitanas, se dedica al cultivo de la tierra y el cuidado de animales, entre ellos, los peces. En ese lugar, al final del corredor que conduce a su patio trasero, hay un reactor piloto que se agita constantemente. Las preguntas son: ¿qué es un reactor y qué hace ahí?


El Centro de Estudios y de Investigación en Biotecnología –Cibiot– de la Universidad Pontificia Bolivariana, Medellín, lo instaló allí en 2019 con el ánimo de cultivar Spirulina, un tipo de microalga que contiene alto porcentaje de proteína, para utilizarla como insumo del ‘pienso’ o concentrado con que se alimentan los peces cultivados en esa zona. La casa de Dora López, líder comunitaria, es sede de la primera planta para la producción de microalgas, con la que se espera reducir en un 30 % los costos del alimento. Esto significa el mejoramiento de los procesos y de la competitividad de los sancarlitanos en el sector piscícola.

Palabras clave:
Microalgae, Spirulina, Fish farming, Feed, San Carlos Microalgas, Spirulina, Piscicultura, Pienso, San Carlos

Detalles del artículo