Soñar mi corregimiento

Barra lateral del artículo

Contenido principal del artículo

Reinaldo Spitaletta

Resumen

Las letras cantan en los cinco corregimientos de Medellín, esos en los que todavía se cuentan historias de aparecidos, en los que huele a flores matinales, en los que hay maestros que se levantan con la aurora. Y en los que el proyecto de Educación rural contextualizada les ha abierto caminos de conocimiento de su territorio, de su patrimonio ancestral y del medio ambiente.


El setenta y dos por ciento del territorio de Medellín es rural. Arriba, yendo para occidente, está San Sebastián de Palmitas; al oriente, Santa Elena; al sur, San Antonio de Prado. Los más cercanos a la urbe son San Cristóbal y Altavista. Ahora, ya son distintos, porque el proyecto mencionado les proporcionó elementos para saber más de sí mismos. El motor educativo como un modo profundo de dinamizar el aprendizaje, de hacer que tanto maestros, educandos, habitantes construyan sentido de pertenencia, afectos hacia la tierra, hacia el otro y hacia su historia.

Palabras clave:
Educación rural, San Cristóbal, Santa Elena, Altavista, San Antonio de Prado, Palmitas

Detalles del artículo