Luis Ángel Fernández Hermana. Un provocador del conocimiento

Barra lateral del artículo

Contenido principal del artículo

Beatriz Elena Marín Ochoa

Resumen


No se resiste al olor de la chirimoya o el membrillo, porque cuando lo percibe recuerda los árboles frutales de la casa de la calle estrecha en Málaga donde creció. Le hubiera gustado aprender a tocar la bandurria, un instrumento semejante a un laúd pequeño y aunque asegura que intentó tocarlo nunca lo logró. Es un gran lector, por eso no es extraño que en su mesa de noche los objetos permanentes sean libros de ciencia, tecnología, innovación, gestión, conocimiento o comunidades en red, temas que aprovecha para ser un provocador.



Detalles del artículo