El carro eléctrico: por una movilidad sostenible

Margarita Maria Llano Gil

Resumen


Cuando entre 1832 y 1839, el escocés Robert Anderson inventó el primer  vehículo eléctrico, jamás pensó que intereses económicos por encima de la salud humana y del cambio climático, dejarían su propuesta en el olvido durante décadas. Dicen las historias noveladas que si se hubiera impuesto el criterio femenino no estaríamos sufriendo los devastadores efectos del ruido y de las emisiones tóxicas que produce el carro impulsado con gasolina. Porque para las mujeres este carro era más silencioso, más suave y más fácil de manejar porque no tenían que darle manivela para arrancar.


Palabras clave


Vehículo eléctrico; Movilidad sostenible; Terpel; Energía eléctrica; Cambio climático

Texto completo:

PDF