Seda para la medicina: ¡a curar a Martorell!

Barra lateral del artículo

Contenido principal del artículo

Santiago Rueda Mira

Resumen

¿Sabes qué son las úlceras hipertensivas? Los investigadores trabajan en el desarrollo de un material para el tratamiento de esta condición. Aprendamos juntos sobre ellas.


Un día, en 1945, Fernando Martorell Ozet tomó prestada la expresión de Arquímedes y gritó: ¡Eureka! estaba feliz porque, después de ver llorar a sus pacientes por el dolor que les causaban unas heridas abiertas y profundas en la parte superior de sus tobillos, había encontrado una forma de explicar cómo y por qué aparecían.


Martorell tomó una libreta de su consultorio y comenzó a describir todas las características de esta condición física. En el título escribió: úlceras hipertensivas, y agregó dos puntos. En esa época, pocos médicos profundizaban en el estudio de las enfermedades cardiovasculares, en especial, las que tienen relación directa con los vasos sanguíneos y, por eso, la investigación de Martorell se convirtió en un hito para la historia de la medicina.


 

Palabras clave:
Apósito, Sericina, Úlceras de Martorell, Polímeros, Sericultura

Detalles del artículo