En la muerte de Monseñor Tulio Botero Salazar

Alberto Ramírez

Abstract


Al atardecer del Domingo 1o. de Marzo murió inesperadamente en su retiro del Barrio de los Caunces, el inolvidable Arzobispo, Monseñor Tulio Botero Salazar, Pastor de esta Iglesia de Medellín durante casi 22 arios. Su muerte- aconteció verdaderamente en la paz del Señor. Todos los que estuvimos vinculados con él por los lazos de la noble amistad, paternal y fraternal, que nos brindó, y por los del ministerio eclesial que compartimos con él, repasamos en el corazón, con ocasión de su muerte, el sentido total de su vida y los pormenores de su historia, íntimamente ligada con la nuestra. Sus actitudes todas, de persona humana y de Pastor de nuestra Iglesia, son convertidas ahora, por la mirada integradora de nuestra fe, en una hermosa armonía, cuyo valor no ha sido decidido simplemente por nuestros sentimientos superficiales, sino por los designos amorosos de Dios. (...)