Acerca de la realidad de la vida y la literatura

Segundo Arsenio Anacona Becerra

Resumen


“Toda la literatura consiste en un esfuerzo para hacer real la vida. Como todos saben, incluso cuando actúan sin saber, la vida es absolutamente irreal, en su realidad directa; los campos, la ciudades, las ideas, son cosas absolutamente ficticias, hijas de nuestra compleja sensación de nosotros mismos. Son intrasmisibles todas las impresiones salvo si las hacemos literarias”. La luz de originalidad de este fragmento de Bernardo Soares, heterónimo de Fernando Pessoa, suscita una intuición que permite descubrir y considerar que cuando escribimos literatura lo hacemos para que todo aquello que vivimos sea real. Porque la realidad suele ser, a veces, tan atribulada que es necesario ponerle la ilusión de la literatura. Esta advertencia del poeta de los heterónimos sugiere que para poder comunicar nuestras impresiones y sentimientos, tenemos que traducirlos a literatura; que, en gran medida, la transmisión de sentimientos es, en el fondo, un acontecer de modelos literarios que se toman de la literatura para llevarlos a la vida real y no al contrario.


Texto completo:

PDF


DOI: http://dx.doi.org/10.18566/escr.v25n55.a01