Experiencia mística y experiencia estética: afirmación plena del ser encarnado

Rosana Elena Navarro S., Fredy Humberto Castañeda V., José Ricardo Acero M., William Augusto Peña E.

Resumen


El presente artículo busca dar cuenta de la profunda conexión entre la experiencia mística y la experiencia estética como experiencias propias del sujeto encarnado. Las categorías centrales de este texto tienen como fuente el itinerario filosófico de Gabriel Marcel. Su filosofía asistemática brinda una perspectiva particular que nos permite proponer, desde la estética y la mística, una reflexión filosófica-teológica alternativa capaz de dialogar con las inquietudes del ser humano contemporáneo. La era secular nos revela a un individuo generalmente indisponible para entrar en relación con lo Otro/otro, con aquello que lo invita constantemente a encontrarse y a constituirse en un ser nosotros. La experiencia estética y la experiencia mística, resistiendo a la fantasía mecanicista del mundo, nos invitan a una reflexión subjetiva de la existencia que es siempre disponible.

La disponibilidad que proponen ambas experiencias se traduce en presencia real humana. Según esta perspectiva, el ser humano es capaz de participar en un diálogo constante con el mundo sin ignorar o anular la posibilidad del misterio. De este modo, su disponibilidad como ser encarnado que participa verdaderamente en el mundo hace su existencia más plena y viva.


Palabras clave


Experiencia mística; experiencia estética; ser encarnado; Gabriel Marcel; mediación subjetiva.

Texto completo:

PDF


DOI: http://dx.doi.org/10.18566/cueteo.v44n101.a02